Páginas al viento

thumbnail.aspx (28)Esta novela, continuación de Parque Jurásico, puede ser muy engañosa para quien ha visto la película basada en ella. La razón es que sólo un 15% aproximadamente fue utilizado para la cinta de Steven Spielberg y el resto fue inventado por el guionista de la película. Los puntos coincidentes son: la isla con los dinosaurios, el Dr Ian Malcolm, la Dra. Sarah Harding, Eddie Carr, el bebé tiranosaurio herido y el ataque a los trailer, pero el resto es muy distinto. Aunque la cinta es una gran película de aventuras, el libro posee un gran valor adicional (al menos para mí): nos adentra en el tema del Evolucionismo y nos habla sobre los Priones.

Por supuesto es una novela donde salen dinosaurios y hay aventuras. Pero también hay un vistazo a las teorías de la evolución biológica. Es así que es mencionada y explicada la Hipótesis de la Reina Roja, teoría que nos adentra en el tema de la carrera armamentista de las especies y cómo influye en su evolución.

-¿Las plantas tienen defensas? –intervino Kelly.

-Claro que sí. Las plantas evolucionan como cualquier otra forma de vida, y han desarrollado sus propios medios de agresión y defensa. […] Hemos descubierto que las plantas, en su lucha incesante por la supervivencia, han desarrollado toda clase de tácticas, desde complejas simbiosis con algunos animales hasta señales para advertir a otras plantas, pasando por la guerra química directa.

-¿Señales? –preguntó Kelly, arrugando la frente-. ¿Como cuáles?

-Ah, hay muchos ejemplos –aseguró Levine-. En África, hace mucho tiempo, las acacias desarrollaron espinas largas y afiladas, de unos ocho centímetros. En respuesta, animales como la jirafa o el antílope desarrollaron lenguas largas capaces de superar las espinas. Por lo tanto, las espinas por sí solas ya no servían. De modo que en la carrera armamentista de la evolución las acacias desarrollaron entonces toxicidad. Empezaron a producir grandes cantidades de tanino en las hojas, sustancia que provoca una reacción metabólica letal en los animales que las comen. Los mata literalmente. Al mismo tiempo las acacias desarrollaron un sistema de aviso químico. Si un antílope empieza a comer de un árbol en un bosque, ese árbol desprende etileno induciendo a los otros árboles a aumentar su producción de tanino. En cinco o diez minutos, los demás árboles son venenosos.

-¿Y qué pasa entonces con el antílope? ¿Muere?

-No, ya no –contestó Levine-, porque la carrera armamentista de la evolución no se detuvo. Al final los antílopes aprendieron que sólo podían comer durante un breve espacio de tiempo. En cuanto los árboles comenzaban a producir más tanino, debían detenerse. Y entonces los animales desarrollaron nuevas estrategias. Por ejemplo, cuando una jirafa come las hojas de una acacia, evita después todos los árboles que se hallan a favor del viento y busca otra acacia a cierta distancia. Así que los animales se han adaptado también a esta defensa.

-En teoría evolutiva –añadió Malcolm- se conoce a este fenómeno como la Reina de Corazones, porque en Alicia en el País de las Maravillas la Reina de Corazones le dice a Alicia que debe correr tanto como pueda para permanecer donde está. Aparentemente eso mismo ocurre con las espirales evolutivas. Todos los organismos evolucionan a un ritmo frenético para mantener el equilibrio, para permanecer donde están.

Debo hacer la precisión que Malcolm (y por supuesto Michael Crichton) se equivoca al mencionar esa novela pues se refiere a una escena que ocurre en Alicia a través del espejo, continuación de la obra que nombra, también de Lewis Carroll.

Lee el resto de esta entrada »

Notas de Varieté

Quiero agradecer a todos los que manifestaron su opinión acerca del nombre de mi blog y votaron en la encuesta. Al parecer no les desagrada el nombre y ya están acostumbrados a él, así que no lo cambiaré. Por lo demás debo reconocer que me gusta cómo éste se centra en el encabezado de la página.

*****************************************************************

Para aquellos que son fans de Harry Potter, les cuento que he escrito un post en BlogHogwarts. Trata sobre el tema de qué ocurrió con el alma de Lord Voldemort y los fragmentos de ella que estaban contenidos en los Horcruxes. El objetivo es contrastar las diversas ideas de los fans y pensar en cómo se vería el Señor Tenebroso si fuera invocado mediante la Piedra de la Resurrección. Pueden acceder al post de manera directa en este enlace.

*****************************************************************

Lee el resto de esta entrada »

Nerón

Nerón

En 1886, Henryx Sienkiewicz escribió una de sus mejores novelas: Quo Vadis?. Dicha obra está ambientada en la Roma de Nerón, en los inicios del cristianismo, la persecución de sus seguidores y su martirio en las arenas del Coliseo. Por sus páginas se pasean muchos personajes históricos, además de los inventados por el autor.

Uno de esos personajes recordados por la historia fue Petronio. De él se cuenta que antes de quitarse la vida escribió su testamento y en dicho documento narró todos los crímenes cometidos por Nerón.

En Quo Vadis?, Sienkiewicz se basó en dicho dato e hizo que su Petronio le escribiera una carta al Emperador Nerón. Dicha misiva está  llena de ironía y está escrita con tanto arte y refinamiento, que siempre he sentido un placer malicioso al leerla. Es por ello que quiero incluirla en mi sección de Fragmentos.

Antes 2 antecedentes para que la entiendan:

1.- Nerón adoraba verse como un artista. En sus banquetes cantaba, recitaba versos, bailaba, tocaba la cítara… y por supuesto todos le decían que era el mejor y alababan todas sus ocurrencias. En el mismo libro, al morir una de sus últimas frases es “¡Qué gran artista va ha perder el mundo!”

Petronio (a la derecha)

Petronio (a la derecha)

2.- Petronio, escritor y político, fue llamado el “árbitro de la elegancia”. Sus críticas de arte eran muy respetadas, y como sabía ser también un excelente diplomático, podía halagar a Nerón con frases “no obsequiosas” pero dichas de tal manera que el Emperador las interpretaba como adulaciones y por ello lo tenía como uno de sus favoritos y solicitaba sus opiniones con mucha frecuencia. Tigelino, prefecto de la guardia pretoriana (y otro favorito de Nerón) fue enemigo de Petronio y lo acusa de traición. Petronio fue sentenciado a muerte, pero avisado de este hecho y para que sus enemigos se queden sin ejecutar la sentencia, se suicida abriéndose las venas de la muñeca. Pero antes escribe su carta…

Lee el resto de esta entrada »

theburrowmy2Mucho se ha hablado sobre la -a estas alturas famosa- escena inventada del ataque a la Madriguera, en Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Lo mejor que he escuchado al respecto son los que la alaban por su espectacularidad, pero nada más. La gran cantidad de los espectadores que conocen la trama del libro, hablan sobre la inutilidad de la escena y la califican de “inaportante”.

No puedo hablar en profundidad sobre esa calificación, ya que aún no veo la película, pero la misma me parece bastante acertada después de ver el trailer de la escena y de las reacciones de todo tipo de espectadores.

El problema de las escenas inventadas no es que no hayan sido escritas por el autor del libro, sino lo que buscan conseguir los productores, directores y guionistas con ellas.

madriguera-en-llamasMe parece evidente que en el caso del “ataque a la Madriguera” , el objetivo era crear una escena espectacular, llena de efectos especiales, intentar hacer una batalla de acción que interesara al público en general. Mostrar mucho fuego, explosiones, duelos frenéticos entre buenos y malos.

Pero… ¿esto en verdad aportaba a la trama de la película? ¿explicaba algo importante de la historia?

El parecer general es que no.

Entonces ¿porqué la hicieron?

Lee el resto de esta entrada »

Harry Potter

Harry Potter

Puede que la primera vez que un humano deseara ser un animal fuera viendo volar a las aves en el cielo y sintiera el anhelo de saber qué se siente ver el mundo desde arriba. Puede que otros –más preocupados por las necesidades apremiantes de la alimentación- desearan tener la fuerza del oso, la rapidez del guepardo, la astucia del zorro, la eficacia del trabajo en equipo del lobo.

Sea la razón que sea, es un hecho que este anhelo por tener forma animal data desde antiguo en la humanidad. Cuando J. K. Rowling introdujo en sus novelas de Harry Potter a magos capaces de transformarse en animales, se basó en este viejo deseo latente en el inconsciente humano de todas las culturas del mundo.  Si bien, ella no fue la primera escritora que inventó personajes capaces de esta transfiguración, sí es cierto que le dio un nombre apropiado a esta capacidad mágica, la llamó muy acertadamente como Animagia.

Minerva McGonagall

Minerva McGonagall

Es indudable que el hecho de crear una escuela para magos y brujas tuvo que motivarla a crear este concepto, ya que está presente en su novela como un tema de estudio de la asignatura de Transformaciones del colegio. Y no sólo está presente en teoría sino también en la realidad práctica de la ficción del mundo pottérico. El primer personaje mágico que aparece en la saga de Harry Potter es capaz de hacer que su propio cuerpo adopte una forma animal: la profesora Minerva McGonagall transformada en una gata en Harry Potter y la piedra filosofal. A un mago o bruja con este tipo de poder se le llama animago.

Lee el resto de esta entrada »

¿Cambio mi nombre?

Bueno, no me refiero exactamente al nombre que utilizo, sino que al nombre del blog.

Cuando abrí el blog, le puse el nombre de mi nick por simple comodidad. Pero ahora lo encuentro demasiado autorreferente.

He estado pensando seriamente en cambiarlo, pero no se me ocurre ningún nombre que me agrade. Si tienen alguna sugerencia atractiva en cuanto a nombres, les agradecería que me la dijeran (y me cedieran todos los derechos a utilizarlo, claro).

Para ver si están de acuerdo conmigo, estoy haciendo una encuesta. [Además de que quería estrenar una en mi blog, je, je.]

Piensen, voten y comenten.

715_p

Portada del libro de la Editorial Timun Mas.

Stephen R. Lawhead escribió el Ciclo Pendragón entre 1987 y 1997. Consta de cinco partes: Taliesin, Merlín, Arturo, Pendragón y Grial. Creo que es hasta innecesario decir que trata sobre la historia de Merlín y el Rey Arturo, aunque sí agregaré que es una versión particular del autor.

Del tomo 3, titulado Arturo, he tomado este fragmento, que considero hermoso y a la vez inspirador, para mi propio deleite y para que ustedes lo aprecien.

Antes de transcribirlo les explicaré que Merlín se enfrentó a su enemiga Morgian, Reina del Aire y de las Tinieblas, y -aunque la venció- quedó malherido, ciego y cansado a consecuencia de esa lucha. Es encontrado por los caballeros Bedwyr y Gwalcmai, quienes lo atienden de sus heridas y emprenden con él el viaje de regreso a la Corte de Arturo. Una noche frente a la hoguera, el awen del bardo se apodera de Merlín y éste empieza a recitar:

Lee el resto de esta entrada »

Este post está basado en la película Practical Magic, que fue traducido para el público de habla hispana como Hechizo de Amor, de 1998.

El film está basado en el libro del mismo nombre de la autora Alice Hoffman. Ella es una novelista norteamericana, nacida en 1952, que ha escrito varios libros basados en el realismo mágico. Entre sus diversas obras están The Ice Queen, The Story Sisters y Aquamarine, esta última también fue llevada al cine -actualmente está en DVD con el nombre de Mi amiga, la Sirena– y trata de dos jóvenes amigas que encuentran a una sirena llamada Aquamarine dentro de una piscina y a quien tratan de ayudar a conquistar a su amado.

Pero su novela más famosa es Practical Magic, publicada en 1996. Lamentablemente no puedo hablar del libro, pues no lo he leído, sólo he visto la película basada en él, pero para quienes disfruten con la magia y el romance de seguro que la novela llenará todas sus expectativas tanto como el film lo hace conmigo.

Lee el resto de esta entrada »

El Caballo Negro.

El Caballo Negro.

Aprendí a jugar ajedrez a los 16 años. Si no hubiera llegado una compañera nueva a mi curso es probable que jamás hubiera aprendido este juego de estrategia, pues nadie en mi familia lo jugaba. Por ello, estaré eternamente agradecida a mi amiga Marianela, quien con infinita paciencia me enseñó los movimientos de reyes, reinas, alfiles, caballos, torres y peones, durante muchas tardes pasadas en la biblioteca del colegio. Resulta increíble cómo una sola persona puede influir en varias a través de la enseñanza; ella me enseñó a mí y yo le enseñé a mi hermana y -mucho tiempo después- a mis hermanos más jóvenes, y ahora a mis sobrinos…

Ignoro si el hecho de saber ajedrez influya a la hora de criticar la novela de Katherine Neville, es probable que sí, ya que puedo asegurar que leyéndola se siente todo el placer de observar una partida real de grandes maestros. Y se puede decir al respecto que la obra está plagada de maestros de ajedrez, tanto campeones mundiales e internacionales como el ruso Alexander Solarin, Antony Fiske, Mordecai y Lily Rad, además de llevar implícita cierta crítica hacia el sistema de calificación para obtener todos esos títulos. El personaje de Lily Rad es el encargado de hacernos partícipe -con explicaciones y ácidos comentarios- acerca de todo el tejemaneje del mundo ajedrecístico y de todas sus curiosas anécdotas:

-¿Y quién es Fiske?

-Antony Fiske, un jugador extraordinario -repuso Lily y se arrebujó las pieles-. Es GM británico, pero está inscrito en la Zona Cinco porque vivía en Boston cuando se dedicaba activamente al ajedrez. Me sorprende que haya aceptado porque lleva años sin jugar. En el último torneo en que participó, hizo echar al público. Creía que en la sala había micrófonos ocultos y en el aire vibraciones misteriosas que interferían sus ondas cerebrales. Todos los ajedrecistas están al borde de la locura. Se cuenta que Paul Morphy, el primer campeón estadounidense, murió sentado, totalmente vestido, en una bañera repleta de zapatos de mujer. Aunque la locura es uno de los riesgos principales del ajedrez, yo no acabaré en el manicomio. Sólo le pasa a los hombres.

-¿Por qué?

-Querida, porque el ajedrez es un juego edípico. Lisa y llanamente, consiste en matar al rey y follarse a la dama. A los psicólogos les encanta seguir a los jugadores de ajedrez para comprobar si se lavan las manos con demasiada frecuencia, olisquean zapatillas viejas o se masturban entre una sesión y la siguiente. Y después escriben artículos en la revista de la Asociación Médica Norteamericana.


Pero el personaje principal de la historia es una tocaya de la autora: Catherine Velis. Una experta en informática y quien se ve envuelta en una compleja trama que involucra la búsqueda de un legendario juego -El Ajedrez de Montglane- que perteneció a Carlomagno. El tablero y sus piezas pasaron por muchas manos a través de la historia europea, diversos personajes famosos se hicieron con alguna de las piezas y Neville narra varios de esos episodios ocurridos entre 1790 y 1970. Es así que por las páginas de El Ocho se mencionan nombres como Catalina la Grande, Talleyrand, Voltaire, Robespierre, Napoleón, Euler, Bach, Philidor, Rousseau, Newton, Franklin, y muchos más. ¿Por qué todos buscan poseer este ajedrez? La respuesta es que la leyenda dice que al reunirse todas las piezas se podrá descifrar una antigua y poderosa fórmula alquímica capaz de dar a quien la posea un inmenso poder.

thumbnail.aspx (7)

En El Ocho, los personajes principales adquieren categoría de piezas en el inmemorial enfrentamiento entre el equipo blanco y el equipo negro. Aunque en este caso, los que visten ropaje negro son los “buenos”, ya que la tradicional simbología del “blanco-bueno, negro-malo” no se aplica al ajedrez. Las piezas blancas siempre abren el juego, ellas son las que atacan -son las “agresoras”, por así decirlo-, mientras que las piezas negras quedan reducidas a defenderse y eventualmente a contraatacar. Esta es, sin duda, una de las particularidades del ajedrez.

Otra de sus curiosidades es que en el juego sólo existen dos piezas solitarias por equipo. Hay ocho peones y tres parejas gemelas, pero sólo un Rey y una Reina. Un Rey cuya pérdida implica el final de la partida: Shah Mat (Jaque Mate en su original persa), aunque no representa el final del juego en la vida real (y en la novela), ya que como reza la frase “el rey ha muerto, viva el rey”, siempre se podrá dar inicio a una nueva partida. Es perder una batalla pero no la guerra. La Reina, en cambio, puede ser sacrificada, pero muchos jugadores preferirían perder cualquier otra pieza antes que ésta, que es considerada la más poderosa del tablero.

El ajedrez nos presenta una lección ejemplar sobre cómo una persona común (un peón) si se esfuerza en seguir adelante por un camino trazado puede llegar a ser más de lo que era en un principio. Un peón que llega a la octava casilla, en pleno campo enemigo, puede convertirse en lo que el jugador quiera. Por lo general, se convierte en Reina; es así que puede llegar a darse el caso que en un mismo bando existan dos Reinas al mismo tiempo. Un hecho insólito, pero muy posible.

Como dije, la muerte del Rey acaba la partida, pero si la Reina se pierde… ella puede, en cierto sentido, “volver de la muerte”. Ese es el gran misterio que reside tras el poder de El Ocho y del vasto camino que emprende Catherine Velis en su búsqueda hasta llegar a la Isla Blanca, dominio del Rey Blanco.

Pero el personaje principal de la historia es una tocaya de la autora: Catherine Velis. Una experta en informática y quien se ve envuelta en una compleja trama que involucra la búsqueda de un legendario juego -El Ajedrez de Montglane- que perteneció a Carlomagno. El tablero y sus piezas pasaron por muchas manos a través de la historia europea, diversos personajes famosos se hicieron con alguna de las piezas y Neville narra varios de esos episodios ocurridos entre 1790 y 1970. Es así que por las páginas de El Ocho se mencionan nombres como Catalina la Grande, Talleyrand, Voltaire, Robespierre, Napoleón, Euler, Bach, Philidor, Rousseau, Newton, Franklin, y muchos más. ¿Por qué todos buscan poseer este ajedrez? La respuesta es que la leyenda dice que al reunirse todas las piezas se podrá descifrar una antigua y poderosa fórmula alquímica capaz de dar a quien la posea un inmenso poder.
En El Ocho, los personajes principales adquieren categoría de piezas en el inmemorial enfrentamiento entre el equipo blanco y el equipo negro. Aunque en este caso, los que visten ropaje negro son los “buenos”, ya que la tradicional simbología del “blanco-bueno, negro-malo” no se aplica al ajedrez. Las piezas blancas siempre abren el juego, ellas son las que atacan -son las “agresoras” por así decirlo-, mientras que las piezas negras quedan reducidas a defenderse y eventualmente a contraatacar. Esta es, sin duda, una de las particularidades del ajedrez.
Otra de sus curiosidades es que en el juego sólo existen dos piezas solitarias. Hay ocho peones y tres parejas gemelas, pero sólo un Rey y una Reina. Un Rey cuya pérdida implica el final de la partida: Shah Mat (Jaque Mate), aunque no representa el final del juego en la vida real (y en la novela), ya que cómo reza la frase “el rey ha muerto, viva el rey”, siempre se podrá dar inicio a una nueva partida. Es perder una batalla pero no la guerra. La Reina, en cambio, puede ser sacrificada, pero muchos jugadores preferirían perder cualquier otra pieza antes que ésta, que es considerada la más poderosa del tablero.
El ajedrez nos presenta una lección ejemplar sobre cómo una persona común (un peón) si se esfuerza en seguir adelante por un camino trazado puede a llegar a ser más de lo que era en un principio. Un peón que llega a la octava casilla, en pleno campo enemigo, puede convertirse en lo que el jugador quiera. Por lo general, se convierte en Reina; es así que puede llegar a darse el caso que en un mismo bando existan dos Reinas al mismo tiempo. Un hecho insólito, pero muy posible.
Como dije, la muerte del Rey acaba la partida, pero si la Reina se pierde… ella puede, en cierto sentido, “volver de la muerte”. Ese es el gran misterio que reside tras el poder de EL OCHO y del vasto camino que emprende Catherine Velis en su búsqueda hasta llegar a la Isla Blanca, el territorio del Rey Blanco.

thumbnail.aspx (3)

Mis libros favoritos

Tengo gustos muy variados pero en general prefiero las novelas. Los cuentos me suelen dejar con sabor a poco y no soy muy amante de la poesía. Los ensayos los encuentro muy áridos, a menos que sean sobre un tema que me interese y estén escritos de forma amena.

Como una especie de desafío a mi misma, trataré de enumerar mis Top Ten favoritos. Advierto que haré dos listas, una con las sagas, ya sean trilogías, tetralogías o pentalogías, pues éstas deben ser entendidas como una sola obra; y otra con libros únicos. Hecha la prevención, pues… allá voy.

MIS SAGAS FAVORITAS:

  1. La Saga de las Fundaciones. Isaac Asimov
  2. El Hobbit y El Señor de los Anillos. J. R. R. Tolkien
  3. Las Crónicas de Belgarath y las Crónicas de Mallorea. David Eddings
  4. La Saga de Harry Potter. J. K. Rowling
  5. Los Casos de Perry Mason. Erle Stanley Gardner
  6. Los Misterios de Ellery Queen. Ellery Queen
  7. Los Misterios de Agatha Christie. Agatha Christie
  8. Jurassic Park y El Mundo Perdido. Michael Crichton
  9. La Trilogía de Merlín. Mary Stewart
  10. El Caballo de Troya. J. J. Benítez

MIS LIBROS PREFERIDOS:

  1. La Casa de los Espíritus. Isabel Allende
  2. El Círculo Mágico. Katherine Neville
  3. La Estrella de Babilonia. Bárbara Wood
  4. Quo Vadis. Henryx Sienkiewicz
  5. El Alquimista. Pablo Coelho
  6. Niebla. Miguel de Unamuno
  7. Kim. Rudyard Kipling
  8. Ivanhoe. Walter Scott
  9. Don Camilo. Giovanni Guareschi
  10. El Arte de Amar. Erich Fromm